Menú

Inicio - BuenosConsejosParaPadres.com

In English
El contenido comienza aquí

Abuso de sustancias en adolescentes: Lo que los padres deben saber

Por el personal de BuenosConsejosParaPadres.com
Lectura de 9 minutos

Ser padre de un adolescente no es fácil y lidiar con un adolescente que está bebiendo alcohol o usando drogas puede ser extremadamente desafiante para toda la familia. El hecho es que muchos adolescentes prueban el alcohol o las drogas en algún momento y muchos padres experimentan de primera mano el desafío de lidiar con el abuso de sustancias en adolescentes. Mientras mejor entienda por qué los chicos experimentan con el alcohol o las drogas, mejor podrá ayudarlos a evitar hábitos riesgosos cuando sea necesario.

Quizás lo más importante que debe entender es que el abuso de sustancias puede ocurrir en cualquier familia. No es una señal de que los padres han hecho mal su trabajo o de que el niño es malo. Los adolescentes están programados naturalmente para experimentar y tomar riesgos en su camino a la independencia. Muchos riesgos son saludables y positivos, como conseguir un empleo, participar en una audición para un papel en una obra de teatro o postularse para un puesto en la directiva de su clase, pero otros pueden meterlos en problemas.

El que un adolescente pruebe el alcohol o las drogas no significa que se va a volver adicto. Sin embargo, las personas que comienzan a usar sustancias a una edad temprana tienen más probabilidades de volverse adictos que los que esperan hasta llegar a la edad adulta. La adicción en sí es una enfermedad complicada que cambia el cerebro y altera la forma de pensar, comportarse y sentir de una persona. No es una señal de que el adolescente es de carácter débil ni que los padres no tienen disciplina.

Los padres no son responsables de la decisión de sus adolescentes de probar las drogas o el alcohol, pero pueden ayudar a encontrar soluciones aprendiendo información básica sobre el abuso de sustancias en los adolescentes.

Las sustancias que usan más comúnmente los adolescentes son el alcohol, la marihuana y el tabaco.

¿Sabía usted? El alcohol, la marihuana y el tabaco son las sustancias que usan más comúnmente los adolescentes.

En Texas es ilegal que cualquier persona menor de 21 años de edad posea o consuma alcohol.

¿Sabía usted? Aproximadamente dos tercios de los adolescentes han probado el alcohol antes de llegar al 12mo grado. El consumo de alcohol en menores los expone a problemas en la escuela, problemas con amigos y en la casa. El alcohol es casi siempre un factor en las tres causas principales de muerte entre los jóvenes: accidentes, homicidios y suicidios.

Ninguna persona menor de 21 años de edad puede comprar tabaco legalmente, excepto aquellas que tienen al menos 18 años de edad y pertenecen a las fuerzas armadas.

¿Sabía usted? Aproximadamente el 40% de los estudiantes de escuela secundaria han probado el tabaco. Los cigarrillos electrónicos, comúnmente llamados e-cigarrettes o vapes (en inglés), se han vuelto más populares entre los adolescentes que los cigarrillos tradicionales. Los cigarrillos electrónicos y los cigarrillos tradicionales exponen a los adolescentes a la nicotina, que es altamente adictiva, así como a otros ingredientes

La posesión de marihuana es ilegal en Texas a cualquier edad.

Aproximadamente la mitad de los estudiantes de escuela secundaria han probado la marihuana. La marihuana y el alcohol juntos son la combinación de sustancias más frecuente implicada en los accidentes vehiculares con adolescentes.

Aproximadamente 20% de los estudiantes de 12mo grado han usado medicamentos recetados sin tener una receta médica.

Los medicamentos recetados que se utilizan incorrectamente con mayor frecuencia incluyen los estimulantes (como Adderall), tranquilizantes o sedantes, así como opioides para aliviar el dolor. Es necesario guardar todos los medicamentos recetados en un lugar seguro y administrarlos según las indicaciones del médico para asegurarse de que no sean utilizados indebidamente. Visite Consejos de seguridad con los medicamentos para encontrar sugerencias sobre cómo proteger a los niños de todas las edades de los efectos dañinos de los medicamentos recetados o de venta libre que tenga en su casa.

Los medicamentos recetados deben guardarse en un lugar seguro para evitar que los niños tengan acceso a ellos.

El abuso de sustancias es peligroso para los adolescentes porque:

  • Puede afectar su crecimiento y desarrollo, especialmente el desarrollo del cerebro. Por ejemplo, el uso de drogas y alcohol puede afectar las partes del cerebro que controlan la memoria, toma de decisiones y coordinación.
  • Los adolescentes son más propensos a tomar decisiones impulsivas después de tomar alcohol o usar drogas. Esto puede contribuir a comportamientos de riesgo tales como tener relaciones sexuales sin protección y manejar de manera peligrosa.
  • Puede contribuir a problemas de salud más tarde en la vida, tales como enfermedades del corazón y presión arterial alta.
Es bueno saber que

Enviar mensajes claros a sus hijos les ayuda a tomar buenas decisiones. En una encuesta nacional realizada en el 2018, más de la mitad de los adolescentes encuestados indicaron que la razón principal por la que no usarían drogas es porque sus padres no lo permiten.

¿Por qué los adolescentes experimentan con las drogas y el alcohol?

Los adolescentes están programados por naturaleza para probar cosas distintas durante su desarrollo hacia la edad adulta. Por ejemplo, su estilo de cabello, preferencias de ropa o su música favorita pueden cambiar con frecuencia mientras van buscando su lugar en el mundo. Algunos adolescentes experimentan con sustancias porque sienten la presión de sus compañeros y quieren sentirse aceptados. Otras razones comunes por las que los adolescentes prueban las drogas y el alcohol incluyen:

  • Sentirse bien en situaciones sociales.
  • Sentirse mejor cuando están solos.
  • Tener mejores resultados social o académicamente.
  • Probar experiencias nuevas.
  • Actuar más como un "adulto".

Todas estas razones son bastante naturales y comprensibles. Como padre, quizás encuentre útil saber algunas de las razones por las que los adolescentes caen en la tentación de probar las drogas o el alcohol, a fin de estar mejor preparado para conversar sobre la situación y orientarlos sobre cómo evitar estos comportamientos.

¿Cuáles son las señales de que su adolescente está usando drogas o alcohol?

Muchos adolescentes tienen momentos en los que están irritables, callados, soñolientos o descuidados. Estos comportamientos no necesariamente significan que un niño esté usando sustancias. Sin embargo, si el estado de ánimo o la personalidad de su hijo cambia drásticamente, o si su comportamiento se torna más extremo, podría considerar si el uso de drogas o alcohol es el causante.

Estas son algunas señales que debe buscar:

  • Cambios en el estado de ánimo y la personalidad, por ejemplo si su adolescente se aísla, está deprimido, callado, hostil, enojado o reservado con regularidad. Por otra parte, quizás lo note inusualmente distraído, desinhibido o hiperactivo.
  • Cambios en el comportamiento normal, especialmente la pérdida de interés en sus amigos o actividades regulares, o si trata de mantener secretos sobre a dónde va o lo que hace. Podría perder interés en sus clases, faltar a clases o meterse en problemas en la escuela. Quizás también note periodos largos sin dormir y con mucha energía, seguidos de periodos largos en los que duerme para recuperarse.
  • Cambios en la higiene y apariencia, por ejemplo desorden que no es normal en él, olvidar bañarse, olor a humo y otros olores raros o tener las mejillas rojas.
  • Cambios en la salud física, como estar cansado o sentirse mal constantemente, cambios drásticos de peso o dificultad para hablar.
: Los padres deben aprender las señales de abuso de sustancias para poder ayudar lo antes posible.

Cómo y dónde buscar las señales de abuso de sustancias

Si tiene razones para sospechar que su adolescente puede estar usando drogas o alcohol, estas son algunas medidas que puede tomar para obtener más información:

Use la nariz.

Si él o ella ha estado bebiendo o fumando, podrá olerlo en su aliento, cabello o ropa. Tenga una conversación con su adolescente cuando llegue a casa oliendo a humo o a alcohol luego de pasar tiempo con sus amigos.

Mírelo a los ojos.

  • Tener los párpados pesados, los ojos rojos y las pupilas pequeñas puede ser indicio de uso de marihuana.
  • Las pupilas grandes y la dificultad para concentrarse pueden ser una señal de uso alcohol.

Vigile su comportamiento.

Observe si su adolescente se está comportando de una manera que no es típica en él o ella, como por ejemplo, hacer mucho ruido, reírse sin razón, actuar muy cansado o retraído, torpe o indispuesto. Todo eso puede ser señal de uso de alcohol o drogas.

Registre sus espacios.

  • Si sus observaciones lo llevan a sospechar de abuso de sustancias, puede ser hora de registrar su habitación, mochila y dispositivos electrónicos.
  • Busque en los lugares donde comúnmente podría esconder cosas, como gavetas, cajas o envases pequeños, entre o dentro de los libros, dentro de frascos de medicamentos de venta libre o dentro de bolsas de caramelos vacías.
El uso de drogas y alcohol puede afectar las partes del cerebro que controlan la memoria, la toma de decisiones y la coordinación.

Cómo tener “la conversación” sobre el abuso de sustancias

Descubrir que su adolescente está usando drogas o alcohol puede hacerle sentir enojado, asustado y quizás hasta avergonzado al principio. Recuerde que el abuso de sustancias puede ocurrir en cualquier familia y no es un reflejo de usted ni de su adolescente. Trate de no reaccionar cuando esté enojado; en su lugar, intente tomarse un momento para calmarse y decidir un plan. Estas son algunas opciones que pueden ayudarle:

Planifique hablar con su adolescente cuando esté calmado y sin distracciones.

Apague sus dispositivos móviles para que se pueda enfocar en la conversación. Piense de antemano cómo desea proceder. Una manera de establecer un tono positivo en la conversación en lugar de juzgar es hacer preguntas para demostrarle que usted tiene interés y está preocupado. En lugar de preguntar "¿Por qué llegaste a casa borracho anoche? ¿Cómo dejaste que eso pasara?", podría decirle: "Olías a alcohol anoche cuando llegaste a casa. ¿Qué está pasando? ¿Por qué estás bebiendo?". Si su hijo niega el comportamiento o dice "no sé" o "no quiero hablar de eso", intente ser firme y reafirmar su preocupación: "Yo sé lo que olí y lo que vi anoche. Quisiera saber más de por qué pasó antes de hablar de las consecuencias. Por favor ayúdame a entenderlo mejor".

Intente usar el método CALM, el cual es fácil de recordar.

Siempre puede parar la conversación si alguno de ustedes se enoja o molesta demasiado y retomarla más tarde cuando estén más calmados.

  • C - Controle sus pensamientos y emociones.
  • A - Analice y decida si está muy molesto para continuar la conversación.
  • L - Levántese y apártese de la situación si se siente muy enojado o molesto.
  • M - Monte un plan para manejar la situación.

Evite las emociones negativas, como decirle a su hijo que lo ha decepcionado.

Establezca consecuencias razonables por su comportamiento, como darle un castigo, quitarle el privilegio de manejar o hacer que asuma tareas extra. Luego, enfóquese en los pasos positivos que ambos pueden tomar para evitar el abuso de sustancias , que pueden incluir aprender mejores hábitos para manejar el tiempo y la salud, participar en distintas actividades o establecer horarios regulares para conversar sobre lo que está pasando.

Cómo reducir las probabilidades de que su adolescente use drogas

Como padre o madre, usted juega un papel clave en la educación de su hijo sobre el abuso de sustancias y en el establecimiento de pautas para el comportamiento que espera. Su comportamiento y sus actitudes con el tiempo ayudarán a su hijo a tomar mejores decisiones sobre el uso de drogas y alcohol.

  • Dígale claramente que usted no aprueba el uso de drogas ni que consuma bebidas alcohólicas siendo menor de edad. Sea un buen ejemplo no usando drogas y consumiendo alcohol de manera responsable.
  • Conozca a los amigos de su adolescente y muestre interés en sus actividades.
  • Cree un ambiente en el que usted y su adolescente puedan hablar sobre temas difíciles con respeto.
  • Hable con su adolescente sobre las consecuencias a corto plazo de usar drogas y alcohol, las cuales pueden variar desde ser expulsado de un equipo o suspendido de la escuela, hasta ser arrestado o sufrir lesiones, así como de los peligros a largo plazo.

Cómo buscar ayuda para su adolescente

Muchos adolescentes experimentan con drogas o alcohol y pueden dejar de hacerlo solos, mientras que otros necesitan ayuda para dejarlo. Si le preocupa el abuso de sustancias, hable con el médico de su hijo para aprender más sobre las opciones de tratamiento disponibles en su área.

Algunos niños necesitarán ayuda profesional para el abuso de sustancias.

El abuso de sustancias puede ocurrir en cualquier familia y no es señal de mala conducta o mala crianza. No se culpe a usted ni culpe a su adolescente por el abuso de sustancias. Sin embargo, si su adolescente está usando drogas o consumiendo bebidas alcohólicas, sea firme y busque la ayuda que necesita para que lo deje. Los padres pueden encontrar apoyo al establecer conexiones con otras familias que estén pasando por el mismo problema de abuso de sustancias. Familia Al-Anon es un buen lugar para comenzar. 

Recursos

¿Tiene alguna pregunta sobre el abuso de sustancias?

Comuníquese con el equipo de BuenosConsejosParaPadres.com.

BuenosConsejosParaPadres.com

Este artículo fue escrito por el personal de BuenosConsejosParaPadres.com.

Artículos relacionados

Comprenda y brinde apoyo a la salud mental de su hijo
Niños

Los niños y la salud mental: ansiedad, estrés, depresión y más

Comprenda y brinde apoyo a la salud mental de su hijo.

¿Qué puedo hacer si mi adolescente está rebelde?
Preadolescentes y adolescentes

Técnicas de crianza positiva que funcionan con adolescentes

¿Qué puedo hacer si mi adolescente está rebelde?

Vapear sigue haciéndose cada vez más popular entre los adolescentes.
Preadolescentes y adolescentes

Cómo hablar con los adolescentes sobre vapear

Aprenda cómo hablar con sus adolescentes y preadolescentes sobre vapear y fumar.

Obtenga ayuda de los programas locales

Estos programas ofrecen servicios para que los padres y niños fortalezcan a la familia. (Los resultados se muestran en inglés.)