Menú

Inicio - BuenosConsejosParaPadres.com

In English
El contenido comienza aquí

El tiempo de pantalla en un mundo afectado por la COVID

Por el personal de BuenosConsejosParaPadres.com
Lectura de 5 minutos

La pandemia ha anulado muchos de los canales que nos permitían estar juntos. Y si bien las vacunas van llegando poco a poco, transcurrirán meses antes de que las cosas comiencen a volver a la normalidad.

Mientras tanto, el tiempo de pantalla constituye una buena manera de satisfacer la necesidad de estar cerca de familiares y amigos que se encuentran lejos. A su vez, situarnos frente a una pantalla ha dejado de ser una distracción para transformarse en la forma en la que trabajamos, aprendemos y nos mantenemos en contacto con los demás. Es importante que tanto familias como cuidadores adecúen expectativas, entiendan que el tiempo de pantalla no es igual en todos los casos y se den cuenta de que las pantallas nos están ayudando a adaptarnos.

"Las pantallas no están haciendo infelices a nuestros hijos," señala Jeff R. Temple, psicólogo del Centro Médico de la Universidad de Texas en Galveston, "pero tampoco los harán felices. En estos tiempos de limitada interacción social, esta puede ser la mejor forma, y la más segura, de interactuar con amigos."

El tiempo frente a la pantalla es una buena manera de satisfacer la necesidad de estar juntos con familiares y amigos lejanos.

Cuando se trata del tiempo de pantalla y de la tecnología en general, los padres tienden a adoptar un amplio espectro de posturas. En un extremo, estar juntos implica establecer límites al tiempo de pantalla - apagar los dispositivos electrónicos - para compartir algo de tiempo cara a cara con la familia. Por otro lado, la tecnología puede servir de herramienta para conectarnos con la familia extendida y los amigos. Ninguna de las dos perspectivas es errónea. Cada una tiene su valor. La mejor solución para tu familia es aquella que les permita utilizar el tiempo de pantalla de manera deliberada en lugar de hacerlo como una actividad destinada a que tú y tus hijos pasen el tiempo.

Es Beueno saber que

El noventa y ocho por ciento de las familias con hijos cuentan con teléfonos inteligentes. A partir de los cinco años de edad, los niños consumen, en promedio, más de dos horas diarias de contenido mediático. Los adolescentes y preadolescentes utilizan sus dispositivos nueve horas al día, de acuerdo a lo reportado por la organización sin fines de lucro Common Sense Media.

Los preadolescentes y adolescentes usan sus dispositivos nueve horas al día

Seguridad en línea

Lo primero que hay que hacer a la hora de hablar del tempo de pantalla, o de cualquier tecnología, es priorizar la seguridad. Todos los dispositivos dotados de una pantalla implican un riesgo de abuso. ¡Ni siquiera asumas que la computadora portátil de la escuela es segura! Conversa con tu hijo sobre seguridad en línea, sobre hostigamiento en línea y sobre los depredadores en Internet. Es necesario investigar en Internet las cámaras y demás aplicaciones que pueden hacer grabaciones de tu hijo a fin de determinar que son seguras y que se encuentran aprobadas para su utilización por menores.

Los niños deben contar con cierta privacidad y cierto espacio razonables pero "los padres deben ser capaces de evaluar sus dispositivos, conocer sus contraseñas o contar con acceso mediante huella dactilar," expresó Christopher Greeley, médico y jefe de la Sección de Salud Pública y Atención Primaria del Hospital de Niños de Texas. "Si un niño cierra su computadora portátil o una pestaña del navegador cuando uno de sus padres pasa a su lado, los padres deben solicitarle ver lo que ha estado mirando.» Los padres no deben revisar los dispositivos en ausencia del niño sino hacerlo con él y prepararse para hablar de lo que encuentren juntos.

Tiempo de pantalla activo versus tiempo de pantalla pasivo

De acuerdo con el Dr. Damon Korb, médico y autor de Raising an Organized Child (en Inglés), no todo tiempo de pantalla es igual. El tiempo de pantalla activo, como el dedicado a las clases en línea, a interactuar con los pares o a descubrir o aprender algo nuevo, es un tiempo valioso por cuanto contribuye al crecimiento y desarrollo de los niños. Incluso hablar de la tarea con sus compañeros forma parte de un día escolar exitoso. Al finalizar la jornada escolar, coloca todos los útiles y materiales escolares en una caja y la computadora portátil a cargar. Tómense 15 minutos para un descanso de las pantallas, un paseo en familia o cualquier otra actividad física que ayude a todos a liberarse del estrés del día.Asegúrese de que sus hijos tengan suficientes descansos.

El tiempo de pantalla pasivo se parece más a un helado: delicioso pero en demasía no es nunca una buena idea. Está bien navegar de manera incesante las redes sociales o mirar videos en YouTube o en TikTok, pero siempre con moderación. Establece algunos límites al tiempo de pantalla. Por ejemplo, utiliza un temporizador para controlar el tiempo de pantalla pasivo a fin de mantener el foco en el aprendizaje y la exploración intencionales.

Consejo

Puedes transformar el tiempo de pantalla pasivo en tiempo de pantalla activo.

Pídeles a tus hijos que pausen los videos o juegos y hazles preguntas acerca de lo que está ocurriendo. Si los personajes están intentando solucionar un problema, pregúntales a tus hijos cómo lo resolverían ellos. Pasen algo de tiempo juntos luego de un show o de un juego para conversar sobre este. La interacción con tus hijos puede enseñarles a pensar de manera crítica, a conectarse con la trama y a expresar sus emociones.

Conéctate con tus hijos

"El tiempo de pantalla no es nuestro enemigo y, de hecho, puede convertirse en un aliado," señaló el Dr. Temple. "Se trata de un medio para conseguir un fin." La mejor forma de sacar buen partido del tiempo de pantalla es interesarse de manera genuina en los que hacen los niños con ese tiempo. Descargar las aplicaciones que usan tus hijos y aprender a utilizarlas es una gran manera de conectar. Interactúa con ellos mientras se encuentran frente a la pantalla. Pregúntales acerca de sus creadores y streamers favoritos o miren un video juntos. No te muestres excesivamente crítico de lo que les gusta en la medida en la que no resulte agresivo o peligroso.

Conéctate con tus hijos

Conéctate con tus hijos

Cuando se trata de imponer reglas acerca de la exposición a las pantallas en casa, es importante dar un buen ejemplo. Ordenarle a tu hijo que no las use mientras utilizas tu teléfono o tu computadora portátil no resultará efectivo a la hora de modificar su conducta. Sé un modelo para tus hijos. Establecer como regla que los dispositivos deben conectarse a su cargador una hora antes de ir a dormir es una gran idea. Destinar un sector específico de la casa a la carga de los dispositivos a fin de saber en qué lugar se encuentran todos los teléfonos/todas las tabletas/todas las computadoras portátiles puede resultar de ayuda para toda la familia. Evitar el uso de teléfonos en la cama puede contribuir a que todos se duerman más rápido. Sé flexible pero firme respecto de las reglas y asegúrate de que todos estén el tanto de las consecuencias de romperlas.

Ningún teléfono celular en la cama puede ayudar a todos a conciliar el sueño más rápido.

En este momento, los niños de todas las edades extrañan a sus amigos y los teléfonos y las computadoras portátiles son el único medio con el que cuentan para mantenerse en contacto. Si están interactuando con amigos, aun si están jugando juegos de video o mirando videos en YouTube juntos, considera brindarles bastante libertad, especialmente durante estos tiempos de distanciamiento social.

"No te preocupes si no has hecho todas estas cosas o si no planeas hacerlas todas," agrega el Dr. Temple. "Algo es mejor que nada. Todos estamos haciendo lo mejor que podemos en estos tiempos de incertidumbre. Si el hecho de que tu hijo juegue un tonto juego de video en el teléfono te brinda una hora de paz, adelante."

Mediante la incorporación a la rutina familiar de cierta organización en torno del tiempo de pantalla, puedes devolverle algo más de orden a este panorama incierto. "A nivel general vamos a superar todo esto; nos uniremos como un solo mundo y saldremos adelante," expresó el Dr. Korb. "Cuando miremos hacia atrás, querremos pensar en el bien que ha surgido de toda esta incertidumbre, en las habilidades adquiridas, en las cenas familiares compartidas, y en el modo en el que logramos transformar lo ordinario en extraordinario."

¿Tiene alguna pregunta sobre el tiempo de pantalla?

Comuníquese con el equipo de BuenosConsejosParaPadres.com.

BuenosConsejosParaPadres.com

Este artículo fue escrito por el personal de BuenosConsejosParaPadres.com.

Artículos relacionados

Los cambios causan estrés, incluso en las buenas épocas, pero la interrupción de las rutinas puede hacer la vida mucho más difícil.
Padres

Cómo lidiar con el COVID-19

Los cambios causan estrés, incluso en las buenas épocas, pero la interrupción de las rutinas puede hacer la vida mucho más difícil.

Consejos para aprender desde la casa con éxito
Padres

10 consejos para el aprendizaje desde la casa durante el COVID

Consejos para aprender desde la casa con éxito

Encontrar paz y establecer conexiones familiares es ahora más importante que nunca.
Padres

Balance entre la familia, el trabajo y la vida diaria durante COVID-19

Encontrar paz y establecer conexiones familiares es ahora más importante que nunca.

Obtenga ayuda de los programas locales

Estos programas ofrecen servicios para que los padres y niños fortalezcan a la familia. (Los resultados se muestran en inglés.)