Menú

Inicio - BuenosConsejosParaPadres.com

In English
El contenido comienza aquí

Los papás importan

Por Cynthia Osborne
Lectura de 5 minutos

Los papás juegan un papel importante y único en las vidas de sus hijos. A los niños con papás involucrados en su crianza les va mejor en casi todas las metas medibles a corto y largo plazo, incluyendo aquellas relacionadas con la salud, educación y bienestar emocional.
Cuando hablamos de papás involucrados, nos referimos de manera general a tres conceptos: accesibilidad, conexión y responsabilidad.

  • La accesibilidad se refiere a que los papás vean a sus hijos y pasen tiempo significativo con ellos.
  • La conexión se refiere al juego e interacción de los papás con sus hijos de maneras que estimulen el desarrollo saludable del cerebro y produzcan lazos estrechos.
  • La responsabilidad se refiere a que los papás atiendan las necesidades de sus hijos, incluyendo las necesidades financieras y de salud, así como establecer las reglas y disciplina adecuadas.

Cada uno de estos comportamientos fomenta el desarrollo saludable del niño, y la ausencia de ellos puede producir resultados negativos para los niños que incluyen cosas como un mal rendimiento escolar, incidencias más altas de comportamiento criminal, una incidencia mayor de embarazos no planificados y peor salud emocional.
Hoy en día, aproximadamente dos de cada cinco niños nacen de parejas que no están casadas. Aproximadamente la mitad de los padres de estos niños viven juntos cuando el niño nace y pueden tener expectativas altas de quedarse juntos e incluso casarse. Sin embargo, la mayoría de estos niños experimentarán la separación de sus padres para cuando cumplan cinco años de edad, y más de la mitad de todos los niños pasarán parte de su niñez sin vivir con su papá biológico.

Los lazos entre el niño y el papá comienzan a establecerse justo después del parto.

Los papás tienen funciones variadas en las vidas de sus hijos, y el nivel en que los niños los necesitan también varía, lo que se convierte en un obstáculo para esas funciones. Por ejemplo, algunos papás están activamente involucrados en las vidas de sus hijos y tienen una relación romántica y de co-crianza estrecha con la madre del niño, mientras que otros papás quizás tengan muy poco contacto con su hijo o con la madre del niño durante varios años, pero aun así intentan reconectarse.

La participación del papá en el transcurso de la vida del niño es importante, pero es especialmente importante en los primeros años del niño. De hecho, la ausencia del papá en el nacimiento es uno de los mayores indicadores de resultados negativos en el parto, ya que suele ser una señal de que los padres no tienen una relación de apoyo y que la madre ha experimentado poco apoyo y aislamiento durante el embarazo. Estos son factores que conducen a problemas con el parto y a alta incidencia de estrés de la madre y discordia emocional.

Los primeros tres años de la vida de un niño son los más sensibles para el cerebro y el cuerpo en desarrollo del niño. La ausencia del padre durante este periodo importante puede producir dificultades para la familia que incluyen dificultades económicas, estrés de la madre y poca estimulación y formación de lazos limitados entre el niño y quien lo cuida. La exposición constante a estas dificultades temprano en la vida puede tener un impacto en el desarrollo del cerebro del niño y ejercer presiones poco saludables en el cuerpo que se está desarrollando, lo que puede tener consecuencias negativas de por vida.

Pápa vale mucho

Existen muchos factores que promueven el que los papás se involucren, pero cinco de ellos tienen la mayor influencia sobre si los papás participarán activamente en las vidas de sus hijos:

  1. Relación de co-crianza que tenga el papá con la madre de sus hijos
  2. Confianza en sus habilidades para la crianza
  3. Sentido de sí mismo y cómo se valora como hombre y papá
  4. Capacidad para proveer económicamente para su hijo
  5. Participación en comportamientos de riesgo que pueden hacerles daño a sus hijos

Cada uno de estos se explica brevemente a continuación.

La participación activa es clave para establecer los lazos entre el papá y el bebé.

1. Relación de co-crianza entre el papá y la mamá

Para los papás solteros en particular, una relación de co-crianza positiva con la madre de su hijo se asocia estrechamente con la cantidad y calidad de la participación del papá. Cuando las madres apoyan la relación del papá con sus hijos y los padres pueden cooperar y apoyarse entre sí en la crianza de sus hijos, los papás ven más a sus hijos, participan en más actividades con ellos y tienen más relaciones positivas con ellos.
La calidad de las relaciones de los padres también es importante: las madres que tienen relaciones positivas con los padres de sus hijos tienden más a tener relaciones positivas de co-crianza con ellos. Como resultado, los papás que están en relaciones románticas con las madres de sus hijos tienden a estar más consistentemente involucrados con sus hijos a un nivel de mejor calidad que los papás que no tienen una relación con las madres de sus hijos.

2. Habilidades para la crianza y confianza en sí mismo

Las habilidades para la crianza y la confianza que tenga el papá en sí mismo también son indicadores importantes de la participación del papá. Cuando los papás se sienten competentes y creen que pueden criar bien a sus hijos, pasan más tiempo con ellos, asumen más responsabilidades de cuidado del niño y establecen conexiones con sus hijos de manera más positiva. Aumentar la cantidad de tiempo que pasa con sus hijos les permite a los papás desarrollar sus destrezas de crianza, lo cual se asocia con estar más involucrados en la crianza.

Pasar tiempo juntos pueden ser tan sencillo como leer un libro.

3. Sentido positivo de sí mismo y cómo se valora como papá

Los papás que tienen una perspectiva positiva sobre ser papás y la importancia de involucrarse en la crianza de sus hijos se conectan más con ellos. A nivel individual, los papás que entienden y valoran su identidad como papás se involucran más con sus hijos y tienen relaciones de mejor calidad con ellos. Las investigaciones también indican que los hombres que tienen una autoestima más alta y que creen que ambos, los hombres y las mujeres, tienen una función equivalente en la crianza de los niños se involucran más con sus hijos porque están más dispuestos a participar del cuidado y la crianza de ellos. La participación de los papás y las opiniones sobre ella la forman en parte la comunidad, incluyendo las normas culturales, el apoyo social y las prácticas institucionales. Las culturas de las comunidades que expresan que los papás son valiosos e iguales en la co-crianza contribuyen a las creencias positivas que tienen los papás sobre el papel que juegan en la crianza de sus hijos.

4. Estabilidad económica

La estabilidad económica se asocia con la participación de los papás en la crianza de sus hijos, particularmente entre los papás que consideran que su función como papá es ser proveedor. Entre los papás que viven con sus hijos, los hombres que están desempleados o que sienten que no son proveedores adecuados se involucran menos con sus hijos y exhiben menos comportamientos de crianza positiva.

5. Comportamientos de riesgo

También hay una cantidad de factores de riesgo indicativos de una participación menor en la crianza por parte del papá. Los papás con una historia de encarcelamiento, comportamientos abusivos o problemas de drogas y alcohol tienden menos a tener interacciones positivas o mantener contacto con sus hijos a largo plazo, lo que podría obrar en el mejor interés del niño. Otros factores de riesgo para la baja participación del papá incluyen tener hijos con múltiples parejas, depresión, estrés, embarazo no planificado o poca participación durante el embarazo y ser muy joven cuando nazca el niño. Sin embargo, la resiliencia del papá (por ejemplo, el empleo, completar su educación, apoyo familiar y social) en el contexto de estos factores de riesgo con frecuencia se asocia con la participación del papá en la crianza de sus hijos.

Los papás marcan una diferencia en todas las etapas de la vida de sus hijos.

 Como sociedad reconocemos la importancia y las contribuciones únicas que hacen los papás por el bienestar de sus hijos y que esas contribuciones se extienden más allá de simplemente proveer recursos financieros al hogar, sino que conducen a un mejor bienestar durante toda la vida de sus hijos. Encontrar maneras de mejorar, apoyar y fomentar los cinco factores que tienen la mayor influencia en una participación saludable del papá en la crianza tendrá beneficios a largo plazo para el niño y la familia.

¿Tiene alguna pregunta sobre los papás?

Comuníquese con el equipo de BuenosConsejosParaPadres.com.

Cynthia Osborne

Cynthia Osborne, Ph.D

La Dra. Cynthia Osborne es la decana asociada de estrategias académicas y directora del Centro de Políticas Sociales y de Salud de la Facultad de Asuntos Públicos LBJ.

Aprende más sobre el autor.

Artículos relacionados

Encontrar paz y establecer conexiones familiares es ahora más importante que nunca.
Padres

Balance entre la familia, el trabajo y la vida diaria durante COVID-19

Encontrar paz y establecer conexiones familiares es ahora más importante que nunca.

Cómo preparar un calendario familiar: Infantes
Bebés

Cómo preparar un calendario familiar

Hacer un calendario familiar y un horario diario puede mantener a su familia en el camino correcto para que las cosas funcionen mejor.

La crianza es el mejor trabajo y el más difícil. Obtenga consejos para ayudarle a manejarlo todo.
Padres

Estrés en la crianza y el autocuidado

La crianza es el mejor trabajo y el más difícil. Obtenga consejos para ayudarle a manejarlo todo.

Obtenga ayuda de los programas locales

Estos programas ofrecen servicios para que los padres y niños fortalezcan a la familia. (Los resultados se muestran en inglés.)