Menú

Inicio - BuenosConsejosParaPadres.com

In English
El contenido comienza aquí

Cómo preparar un calendario familiar

Por Christopher Greeley, MD, MS
Lectura de 6 minutos

Cuando uno tiene niños pequeños, hacer un calendario familiar puede ser la diferencia entre la sanidad y el caos. A algunos padres les gusta planificar cada detalle de su día al programar su rutina diaria. Otros prefieren hacer un plan general de quién será responsable de realizar qué.

No importa cómo haga su calendario familiar, un plan puede ayudarle a que todo fluya mejor. Aun si no puede seguir su plan todo el tiempo, tener guías le puede ayudar a sentirse menos abrumado y lograr hacer más. Las rutinas familiares y los rituales familiares también ayudan a los niños, pues saber qué esperar con una rutina diaria los ayuda a mantenerse saludables, contentos y fuera de problemas. Estos son algunos consejos para crear un calendario familiar que funcione para su familia.Coloque un calendario para mantener a todos organizados

Cree una rutina familiar diaria

Todos los niños son distintos y usted conoce a su hijo mejor que nadie. Es por eso que usted es la persona ideal para fijar guías para las rutinas familiares como la hora de dormir, comer y las siestas. Cuando sus hijos son pequeños, tener una rutina diaria les ayuda a descansar lo suficiente y sentirse seguros. Crear esta rutina familiar diaria les dará a los niños la estructura que necesitan para estar saludables y contentos.

Es Bueno Saber Que

Asegurarse de que los niños duerman lo suficiente ayuda a evitar berrinches desagradables que ocurren cuando los pequeños están muy cansados.

Rutinas de sueño para niños

Dormir es una parte muy importante de mantener a los niños saludables. Dormir juega un papel enorme en el desarrollo del cerebro y el comportamiento del niño, y muchos padres se sorprenden cuando se enteran de la gran cantidad de sueño que necesitan los niños. Cuando los niños no duermen lo suficiente, pueden ponerse de mal humor y les da más trabajo escuchar y seguir instrucciones. Un horario puede ayudar a que los niños duerman lo necesario.

Levántense más o menos a la misma hora todas las mañanas.

Comience su calendario familiar con un plan consistente para comenzar el día. Muchos padres se dan cuenta de que cuando se levantan un poco más temprano, esto les da más tiempo para hacer cosas en la casa o hacer algo de trabajo antes de despertar a los niños. Claro, para que esto ocurra, tiene que asegurarse de fijar una hora para dormir para usted también.

Fije una hora para dormir.

El cerebro de los niños se adapta a las rutinas. Cuando su niño tiene una rutina consistente para dormir, su cerebro comienza a bajar revoluciones cuando llega la hora de dormir y eso facilita que se duerma.  Si la hora de irse a la cama no es consistente, su cerebro no podrá entrar en un ritmo, y dormirse se convierte en una batalla. ¿Sabía que cuando los bebés y niños no duermen lo suficiente pueden de hecho pasar más trabajo para dormirse? Esto se llama estar sobrecansado. Entonces, ¿cuántas horas de sueño necesita su niño?

  • La mayoría de niños pequeños necesita entre 12 y 14 horas de sueño todos los días.
  • Los niños en edad preescolar necesitan entre 11 y 12 horas de sueño todos los días.
  • Los niños en edad escolar necesitan entre 10 y 11 horas de sueño todos los días.

Creando un horario

Planifique las siestas.

La necesidad de sueño de los niños varía según la edad, pero la mayoría de los niños más pequeños se benefician muchísimo de las siestas en la tarde. Por otra parte, no deje que la hora de la siesta se convierta en una batalla. Si sus hijos quieren saltarse la siesta de la tarde, anímelos a que miren un libro o léales un cuento. ¡Es posible que se duerman! Aun si la hora de la siesta se convierte en tiempo de tranquilidad, los niños se beneficiarán de tomar un descanso durante el día.

Esta es una guía general para las siestas:

  • La mayoría de los niños pequeños necesita una siesta por la tarde de 1 a 3 horas. Los niños pequeños también puede que necesiten una siesta en la mañana.
  • Los niños en edad preescolar también se benefician de una siesta en la tarde. La mayoría de los niños dejan de tomar la siesta alrededor de los 5 años.
  • Algunos niños en edad escolar quizás necesiten irse a la cama más temprano si no pueden tomar una siesta en la tarde porque van al kinder.
Consejo

Cuando los niños dejan de tomar siestas, ¡quizás necesiten irse a la cama más temprano!

Las siestas y descansos son buenos para los padres y los niños.

Incluya las comidas como parte de la rutina familiar

La mayoría de los niños necesita 3 comidas y de 2 a 3 meriendas saludables al día.

Cree consistencia con el horario de las comidas.

Trate de servirle a su hijo comidas y meriendas más o menos a la misma hora todos los días. No fomente que coman meriendas fuera de horas y no deje que se llenen con bebidas como leche o jugo.

Haga que la hora de comida sea especial.

Cuando sea posible, coman juntos en familia y siéntense a la mesa para que todos puedan enfocarse en su comida. Guarden los teléfonos y apaguen el televisor para disfrutar de un rato en familia sin interrupciones. Si todos participan en la rutina, el niño lo verá como algo que todos hacen.

Deje que su hijo ayude.

Los niños estarán más dispuestos a probar alimentos nuevos cuando ayudan a escogerlos y prepararlos. Deje que su hijo le acompañe al supermercado y escojan juntos un alimento nuevo para la familia. Los niños pueden ayudar lavando las frutas y verduras, limpiando las mesas, removiendo mezclas y añadiendo ingredientes.

No haga de la hora de la comida una batalla.

A veces sus hijos comen mucho y a veces no comen nada. Si están creciendo, probablemente están recibiendo suficiente nutrición.  Continúe ofreciéndoles a los niños suficientes alimentos saludables para que se llenen en cada comida. Los niños saben y podrán decirle cuando estén llenos y satisfechos. Trate de introducir alimentos nuevos sin obligarlos. Introducir alimentos nuevos junto con los que ya disfrutan hace que tengan menos miedo de probar alimentos nuevos. ¡Algunos niños necesitan ver un alimento nuevo varias veces antes de estar dispuestos a probarlo!

La hora de la comida es excelente para pasarla en familia.

Haga una rutina familiar semanal

Una vez tenga una idea de cómo será su rutina diaria, puede ir pensando en una idea general. Dele prioridad a lo que su familia tiene que hacer la semana que viene. ¿Que cosas se tienen que hacer? ¿Que cosas desea hacer?

Haga un plan.

Tómese 30 minutos al comienzo de cada semana para sentarse y decidir qué se tiene que hacer, quién lo hará y cuándo. Incluya a todas las personas que le ayudan a cuidar a su hijo. Piense en planificar las comidas para la familia, los quehaceres del hogar, lavar la ropa, tiempo para trabajar y otras actividades necesarias, como citas médicas.

Escríbalo.

Escriba la rutina familiar en un calendario que tendrá en un lugar céntrico o use una aplicación de calendario compartido para crear un calendario familiar que todos los que le estén ayudando puedan ver en sus computadoras o teléfonos. Los calendarios compartidos son buenos porque todos pueden ver el calendario en cualquier momento, ver lo que tienen que hacer y hacer cambios. Estos calendarios familiares también pueden enviar recordatorios digitales para ayudarle a mantenerse al día.

No olvide la diversión.

Incluya algunas actividades divertidas y rituales familiares en el calendario familiar. Quizás el miércoles será la Noche de Pizza o los sábados en la tarde serán para salir a caminar en familia, algo que la familia disfrute hacer juntos. ¡Estas actividades consistentes crean recuerdos increíbles para sus hijos!

No olvide el ejercicio.

Salir y estar activos es bueno tanto para los padres como los niños y es algo divertido para hacer juntos. Cuando los niños tienen juego activo todos los días, duermen y se sienten mejor. ¡Salgan a caminar, hagan una fiesta bailable en la sala, jueguen con balones, vayan al parque o paseen al perro! Comenzar hábitos de ejercicio regular cuando sus hijos son pequeños los prepara para toda una vida de hábitos saludables.

Revise el calendario durante la semana.

Tómese unos minutos todos los días, ya sea de noche antes de dormir o en la mañana antes de que se despierten los niños, para revisar el plan del día siguiente. Asegúrese de que todos conozcan sus tareas diarias.

Sea flexible y pida ayuda cuando la necesite.

Todos los padres necesitan ayuda a veces. Si surge algún imprevisto, como por ejemplo si se enferma su hijo y lo tiene que recoger durante el día, o si tiene un retraso en el trabajo que le saca de su rutina, no hay problema. Pídale a un familiar o amigo que le ayude para seguir lo rutina lo mayor posible y asegúrese de devolverle el favor a su amigo. Recuerde, ¡tendrá tiempo mañana en la mañana de ajustar su calendario para lograr cualquier cosa que no pudo atender hoy!

Descargue un calendario familiar imprimible.

La consistencia es clave

De la misma manera que trata de ser consistente con las reglas de la familia y las consecuencias, haga lo mejor que pueda para ser consistente con el plan familiar. Los niños tienen éxito cuando tienen una rutina familiar confiable. Planifique las actividades, comidas, siestas y la hora de dormir lo más que pueda para evitar el descontrol. Aunque a veces parezca que se está perdiendo algo, recuerde que los niños crecen rápido y que esto es temporal.

Cuando se sale de la rutina familiar

Por más que planifique con tiempo, habrá veces en que no podrá seguir el calendario. Podría tener que esperar en una cita más tiempo de lo esperado, o quizás su hijo se salte una siesta o se quede despierto después de la hora de irse a la cama.

Haga lo posible para adaptarse a lo inesperado y sepa que volverá a su rutina familiar tan pronto pueda. Hacer un plan es un paso importante y, a la larga, su arduo trabajo le dará recompensas.

Consejo

En lugares como salas de espera en consultorios médicos o cuando estén esperando en una fila, muchas veces no hay más nada que hacer sino esperar. Traiga actividades pequeñas para sus niños, como papel y crayolas. También es buena idea llevar meriendas saludables en su cartera. El tiempo de espera puede significar tiempo de calidad y una oportunidad para guardar los celulares.

Para más información

¿Tiene alguna pregunta sobre cómo hacer un calendario familiar?

Comuníquese con el equipo de BuenosConsejosParaPadres.com.

Christopher Greeley

Christopher Greeley, MD, MS

Christopher Greeley es jefe de la Sección de Salud Pública y Atención Pediátrica por Abuso Infantil del Texas Children's Hospital.  Es profesor y vicepresidente de Salud Comunitaria del Departamento de Pediatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Baylor.

Aprende más sobre el autor.

Artículos relacionados

Los cambios causan estrés, incluso en las buenas épocas, pero la interrupción de las rutinas puede hacer la vida mucho más difícil.
Padres

Cómo lidiar con el COVID-19

Los cambios causan estrés, incluso en las buenas épocas, pero la interrupción de las rutinas puede hacer la vida mucho más difícil.

Encontrar paz y establecer conexiones familiares es ahora más importante que nunca.
Padres

Balance entre la familia, el trabajo y la vida diaria durante COVID-19

Encontrar paz y establecer conexiones familiares es ahora más importante que nunca.

Consejos para aprender desde la casa con éxito
Padres

10 consejos para el aprendizaje desde la casa durante el COVID

Consejos para aprender desde la casa con éxito

Obtenga ayuda de los programas locales

Estos programas ofrecen servicios para que los padres y niños fortalezcan a la familia. (Los resultados se muestran en inglés.)