Menú

Inicio - BuenosConsejosParaPadres.com

In English
El contenido comienza aquí

5 maneras de ayudar a que al crecimiento del cerebro de su bebé

Por el personal de BuenosConsejosParaPadres.com
Lectura de 10 minutos

El cerebro de su bebé crece rápido como hasta aproximadamente los 3 años de edad. Durante este periodo tan crucial, los padres pueden hacer mucho para promover el crecimiento saludable del bebé que incluye el desarrollo del cerebro. No necesita nada complicado ni costoso para ayudar a que el cerebro de su bebé crezca y se desarrolle. ¡Los alimentos nutritivos, el juego, los abrazos, hablarle, cantarle y reírse juntos ayudará a que el cerebro de su bebé crezca, aprenda y se desarrolle!

Para una breve introducción al desarrollo del cerebro del bebé, vea este video.

Desarrollo del cerebro

El aprendizaje temprano del bebé prepara el camino para el éxito de su hijo. Le ayuda a desarrollarse emocionalmente y a aprender mejor. Buscar maneras de ayudar a su bebé a aprender no solo es importante, ¡también puede ser divertido! A continuación le presentamos cinco consejos para que los padres estimulen el desarrollo del cerebro del bebé de manera positiva.

El juego puede ser un factor muy importante en el desarrollo del cerebro de su hijo.

1. Hablemos de nutrición.

Los bebés necesitan alimentos nutritivos para que su cerebro crezca, pero usted no necesita un libro de recetas para darle buena nutrición a su bebé. Todo lo que necesita es entender los fundamentos de las metas del desarrollo del bebé y tener ideas para una alimentación saludable.g.

Los primeros 6 meses del bebé

Durante los primeros 6 meses, todo el alimento vendrá de una dieta líquida nutritiva. Esto puede ser leche materna, fórmula o ambas. Espere para introducir alimentos sólidos hasta que su bebé se pueda sentar sin apoyo, usualmente entre los 4 y 6 meses.

La leche materna tiene la mejor mezcla de nutrientes para los recién nacidos. Amamantar ayuda al sistema inmunológico del bebé y lo protege contra problemas de salud que varían desde obesidad hasta la diabetes. Además, algunos estudios nuevos demuestran que la leche materna es rica en bioquímicos que son importantes para el crecimiento del cerebro del bebé.

No se sienta mal si no puede amamantar o si no está produciendo suficiente leche para su bebé. Las consultoras de lactancia pueden ayudar a las madres que tienen dificultades para amamantar, y por lo general el seguro médico cubre este servicio. También puede buscar en su ciudad o pueblo bancos de leche materna que ofrecen leche materna donada.

Good to Know

WIC es un programa de nutrición para las mujeres embarazadas, mujeres que están amamantando y las familias con niños menores de 5 años. Visite Texaswic.org para ver si califica para recibir estos servicios.

Si está usando fórmula, asegúrese de escoger una fortificada con hierro. El hierro es necesario para la salud de los glóbulos rojos de la sangre, que son importantes para el crecimiento del cerebro del bebé. Muchos recién nacidos tienen anemia durante los primeros meses de vida porque su cuerpo crece más rápido de lo que puede producir glóbulos rojos. Los glóbulos rojos son necesarios para llevar oxígeno al cerebro, a los órganos y a los músculos. La anemia hace que los bebés sean menos activos y más quisquillosos. Las fórmulas fortificadas con hierro pueden ayudar.

Metas del desarrollo a los 6 meses

Cuando el bebé llega a su meta del desarrollo de los 6 meses, es hora de introducir alimentos sólidos en su dieta. Esto incluye papilla o alimentos fáciles de masticar. Fomente el crecimiento del cerebro del bebé con alimentos saludables hechos puré como moras o frutas del bosque, frijoles, verduras y carnes. Un puré (o majado) consiste en alimentos cocidos ablandados en la licuadora para formar una pasta semilíquida, de la consistencia del puré de manzana o humus. Puede comprar comida para bebé ya en puré o incluso majar y mezclar en casa alimentos como bananas, aguacates o camotes.

Metas del desarrollo a los 7 meses

A partir de los 7 meses, comience a ofrecerle al bebé otras texturas, como pedacitos de zanahoria blanda.

Metas del desarrollo a los 12 meses

Una vez que le salgan dientes al bebé, comience a reemplazar los alimentos en puré con sus versiones sólidas. Esto por lo general es una meta de los 12 meses. Los bebés necesitan mucho hierro para que sus cuerpos y cerebros crezcan fuertes.

Continúe ofreciéndole a su pequeño en crecimiento la misma variedad de alimentos buenos para el cerebro en cantidades pequeñas y en trozos fáciles de masticar. Asegúrese de que esté consumiendo suficiente hierro y proteína proveniente de carnes y huevos, así como de ciertas plantas, como por ejemplo tofu, lentejas, cereales integrales y verduras verdes como brócoli y hojas verdes.

¡Sea creativo al preparar el plato de su niño pequeño! Incluya en el plato tantos colores del arcoíris como sea posible, desde el verde de los guisantes hasta el amarillo del calabacín y el rojo o morado de las moras o frutas del bosque. Está bien si su hijo no quiere comerse algo la primera vez que lo prueba. Tenga paciencia y dele tiempo.

Desarrollo del cerebro infantil: 0-3 años

2. Fomente los vínculos afectivos.

Las emociones pueden afectar el crecimiento del cerebro del bebé. Sentirse seguro, querido y cuidado estimula el desarrollo saludable del cerebro del bebé y los vínculos afectivos. Sus acciones hablan más que mil palabras, ¡pero no olvide hablarle a su bebé! A continuación le presentamos algunas ideas para formar vínculos afectivos con el bebé para un cerebro saludable.

Piérdase en sus ojos.

Sus instintos como madre o padre que ama a su hijo es exactamente lo que el cerebro de su bebé necesita. Los bebés responden a voces, lenguaje corporal y expresiones faciales. Mirar a su bebé a los ojos le brinda lo que su cerebro más necesita: la presencia de una persona que lo quiere. Establecer vínculos afectivos con el bebé no solo hace que la mamá y el bebé se sientan muy bien, sino que estimula el desarrollo del cerebro del bebé.

Disfrute estableciendo vínculos afectivos con su bebé.

Esto puede ser tan sencillo como una mirada, reconfortarlo con el contacto piel con piel o dándole respuestas emotivas. Al responderle a su bebé de estas maneras, podrá darse cuenta qué le reconforta o le alegra.

Por ejemplo, quizás le encanta ir de paseo o que lo meza. Quizás disfruta mirando luces parpadeantes, sentir una brisa fresca o escuchar sonidos calmantes. Mientras observa a su bebé encontrará maneras de consolarlo o distraerlo cuando se asuste o cuando algo le moleste.

Cuando un niño se siente seguro, esa sensación estimula el desarrollo del cerebro del bebé haciendo que crezca el lóbulo frontal, es decir, la parte delantera del cerebro. Puede fomentar el crecimiento del cerebro haciéndole saber a su bebé que usted está ahí para cubrir sus necesidades.

No se estrese.

Ya sea que le esté limpiando la nariz, cambiando otro pañal de muchos o tratando de calmarlo cuando esté molesto, simplemente haga lo mejor para sentirse segura y mostrarse atenta. Si se frustra, solo recuerde que las relaciones, experiencias y ambientes saludables temprano en la vida mejoran el bienestar de su hijo más tarde.

Consejo

Ser padres puede ser un reto, y mantener la calma puede ser difícil. Es importante respirar profundo, tomarse su tiempo y ser amable consigo misma. ¡Lo está haciendo bien!

3. Es hora de verlo todo.

Los bebés necesitan observar cosas regularmente. Esto ayuda a que se les desarrolle la vista correctamente, y ayuda a su cerebro a crecer fomentando la exploración y el descubrimiento. Adapte la manera en que juega con su bebé de acuerdo con las metas mensuales del desarrollo. Estas son cuatro ideas de juego visual.

Metas del desarrollo a los 9 meses

Para las metas del desarrollo entre 0 y 9 meses, usted puede mejorar la vista de su bebé mirándole a los ojos, haciéndole muecas y viendo cómo responde. Durante este periodo su bebé comenzará a agarrar objetos. Muéstrele juguetes de diferentes tamaños, colores, formas y texturas que él pueda tocar. Cuando ya se siente con un poco de ayuda, disfrutará de estar en un espacio seguro en el suelo donde pueda agarrar objetos para observarlos. Dele juguetes que pueda tocar, poner en torres y golpear entre ellos.
Ofrézcale a su bebé diferentes tipos de juguetes, incluyendo de distintos colores, formas y texturas.

Metas del desarrollo entre los 9 y 12 meses

Durante las metas del desarrollo entre los 9 y 12 meses, permita que su curioso pequeño le toque la cara. Apunte a sus propios ojos, orejas, nariz y boca, y a los de su bebé también. Jueguen "adónde está el bebé" o esconda un objeto colorido y luego descúbralo. Permita que practique dejando caer objetos y recogiéndolos. Comience a compartir libros con él. Aun si el libro no tiene palabras, enséñele las ilustraciones y háblele sobre lo que está viendo.

Metas del desarrollo entre los 12 y 18 meses

Mientras crece, él necesitará interacciones que mejoren sus destrezas visuales. Cuando su hijo llegue a las metas de los 12 a los 18 meses de edad, necesitará un lugar seguro donde tambalearse y recoger objetos para observarlos. Comenzará a disfrutar de juguetes que fortalezcan su coordinación mano-vista, como rompecabezas de piezas grandes, bloques para hacer torres o piezas para separar por formas.

Comenzará a disfrutar de juguetes que fortalezcan su coordinación mano-vista, como rompecabezas de piezas grandes, bloques para hacer torres o piezas para separar por formas.

Metas del desarrollo entre los 18 y 24 meses

Durante las metas del desarrollo entre los 18 y 24 meses, incluya más actividades físicas y al aire libre. Hagan bailes locos y vea como él trata de hacer lo mismo que usted. Permita que explore la tierra, la arena y el agua con palas, cubos y otras herramientas. Salgan a dar una caminata en la naturaleza y permita que señale, toque y hable sobre las cosas que encuentran. ¡Explorar pinturas y colores es algo divertido para probar!

Es importante permitir que los niños exploren al aire libre y encuentren actividades divertidas para hacer juntos.

4. Hable.

Una de las cosas más importantes que puede hacer para estimular el desarrollo saludable del cerebro del bebé es hablarle. La cantidad de palabras que él escuche en sus primeros tres años de vida es crucial porque el vocabulario es uno de los indicadores de éxito en la escuela y en la vida. La buena noticia es que usted puede estimular el aprendizaje del bebé y el desarrollo del lenguaje desde el primer día.

Estas son algunas ideas de juego verbal:

Metas del desarrollo a los 9 meses

A medida que su bebé domine las metas del desarrollo entre los 0 y 9 meses, háblele, cántele y léale lo más que pueda para que aprenda palabras nuevas. Camine por la habitación, hable y vea cómo el bebé se voltea para buscarlo siguiendo su voz. Recompense a su pequeño comunicador haciendo muecas divertidas y respondiendo verbalmente. Apunte al sofá, al interruptor de luz, la cocina y más. No se olvide de leerle, y no solo libros, puede ser la portada de una revista, un menú o un letrero, en fin, cualquier cosa que vea. Si tiene un libro con imágenes, invente una historia o descríbale las imágenes.

Metas del desarrollo entre los 9 y 12 meses

Cuando llegue a las metas entre los 9 y 12 meses, el bebé estará más interesado. Estimule el aprendizaje del bebé copiando los sonidos que él haga. Repita cualquier palabra que él o ella diga. Cántele canciones. Enséñele movimientos con las manos al ritmo de la música. Dele una variedad de juguetes y describa cómo y para qué son. Cuando le diga una palabra nueva, como "emoción", sea expresivo para que pueda ver cómo luce la emoción. Hágale preguntas y sostenga una conversación con el bebé, aunque no entienda lo que dice.

Metas del desarrollo entre los 12 y 18 meses

Durante las metas del desarrollo de los 12 a los 18 meses, quizás sea un gran conversador. Tenga conversaciones frecuentes con su bebé. Haga que introducir palabras nuevas sea un juego usando gestos y expresiones faciales para ayudarle a entender las palabras. Hágale preguntas y vea cómo responde. Preséntele a otros niños. Observe cómo juega y habla.

Metas de desarrollo entre los 18 y los 24 meses

Cuando llegue a las metas del desarrollo entre los 18 y 24 meses, comenzará a unir de dos a cuatro palabras, lo que significa que puede comenzar a narrar historias cortas. Anímele a que explore todos sus sentidos con preguntas como: "¿Te gusta lo que ves, escuchas, saboreas, hueles, sientes?". Fomente sus destrezas para conversar repitiendo en oraciones completas lo que le dice: "Tienes sed. Sí, te voy a dar leche". Responderle en oraciones completas le hará sentir que es un verdadero comunicador. ¡Porque lo es!

Metas del desarrollo a los tres años

A medida que su bebé crezca y llegue a la meta del desarrollo de los 3 años, haga hincapié en el uso de palabras nuevas e interesantes. Introduzca una palabra nueva con un ejemplo, como un alimento nuevo en su plato durante la cena o una imagen mientras juegan o leen. Es más fácil para un niño entender lo que es una cometa, por ejemplo, cuando puede verla. Cantar, inventar rimas y leer todos los días también son excelentes maneras de enseñarle palabras nuevas. Los libros con imágenes pueden ayudar a su hijo a entender palabras nuevas más fácilmente mientras apunta a las imágenes y le dice el nombre de cada una. Cuando esté con otros niños, anímelo a hablarles haciendo preguntas y viendo cómo responden. Los libros con imágenes pueden ayudar a su hijo a entender palabras nuevas más fácilmente mientras usted apunta a las imágenes y le dice el nombre de cada una.

5. Conserve la calma y siga adelante.

El crecimiento del bebé no se trata solo de estimular su cerebro, también incluye protegerlo del exceso de estimulación. Demasiada información sensorial puede causar estrés, lo que retrasa el crecimiento del cerebro del bebé y puede afectar el aprendizaje, así como las destrezas socio-emocionales más adelante en la vida. A continuación le ofrecemos tres ideas para proteger de experiencias estresantes de la vida a este nuevo ser humano que usted está criando.

Sueño

Dormir es sanación para el cerebro. Dormir bien ayudará al cerebro de su hijo a organizar las experiencias del día y a reponer los neurotransmisores que le ayudarán a recordar, aprender y resolver problemas. El sueño también elimina del cuerpo las toxinas asociadas con el estrés.

Asegúrese de que su hijo tenga un lugar tranquilo y en silencio donde dormir. Los ruidos altos o la tensión constante pueden sobreestimularlo y evitar que se calme a la hora de dormir. Ya sea cerrando la puerta silenciosamente, calmando al perro si está ladrando, bajando el volumen de la música o apagando el televisor, trate de brindarle un lugar calmado y seguro para descansar.

El ruido blanco también puede crear un ambiente calmado. Ciertas aplicaciones para celulares o tabletas, y las máquinas de ruido blanco pueden crear un ambiente parecido al del útero, el cual ayuda a los bebés a dormirse más rápido y a permanecer dormidos más tiempo.

Rituales y rutinas

Regale a su hijo el beneficio de los rituales y las rutinas. Con el tiempo, tener patrones consistentes de comidas, juego y descanso ayudan en el desarrollo del cerebro del bebé porque le enseñan lo que viene después.

A medida que pasa de una actividad a otra, diga o haga lo mismo cada vez. Crear pequeños rituales en las rutinas de la vida diaria puede aumentar la capacidad de su bebé para predecir lo que viene después. Puede ser tan sencillo como permitir que toque o sostenga una toalla a la hora del baño mientras usted llena la tina o hacer una pausa para estirarse hacia el cielo antes de sentarse a jugar.

Ya sea que lo acurruque en una mecedora, apaguen la luz juntos o le lea un cuento, los rituales a la hora de dormir son particularmente beneficiosos. Las palabras o acciones consistentes pueden ayudar al ocupado cerebro y cuerpo de su hijo a calmarse para dar la señal al cerebro de que es hora de descansar y recargar baterías.

Exceso de estímulo y estrés

Por más que trate de proteger a su bebé del exceso de estimulación o estrés, es imposible hacerlo el 100% del tiempo. Se cansará demasiado, se exaltará, asustará o agotará. Eso es normal. Si se exalta o estresa por una experiencia, llévelo a un lugar seguro para calmarlo. Para un bebé de cualquier edad en la etapa del desarrollo de 0 a 12 meses, simplemente cargarlo, mecerlo, cantarle o susurrarle palabras reconfortantes puede ser suficiente.

Recuerde, el cerebro de un bebé crece todos los días durante los primeros tres años de vida. Con solo mirar a su bebé a los ojos mientras la mira atentamente, usted se dará cuenta lo mucho que está pasando en esa cabecita. La emocionante noticia es que usted tiene el poder para ayudar a que el cerebro de su bebé crezca saludable y feliz. Dele alimentos saludables, respóndale emotivamente, estimule sus destrezas visuales y verbales mientras pasa por cada meta del desarrollo y esté ahí para ayudarle a recargar baterías y evitar el exceso de estimulación.

Aunque quizás le parezca tonto tener conversaciones constantes con un bebé que no puede hablar o un pequeño al que casi no puede entender, llenar sus primeros tres años de vida con experiencias saludables y estimulantes para el cerebro es un regalo para toda la vida. Si se le acaban las ideas para fomentar el desarrollo del cerebro de su bebé, tenga esta lista a la mano.

¿Tiene alguna pregunta sobre el desarrollo del cerebro?

Comuníquese con el equipo de BuenosConsejosParaPadres.com.

BuenosConsejosParaPadres.com

Este artículo fue escrito por el personal de BuenosConsejosParaPadres.com.

Artículos relacionados

Amamantar proporciona más que solo excelente nutrición para los bebés.
Bebés

Amamantar: ¡Lo estás haciendo bien, Mamá!

Amamantar proporciona más que solo excelente nutrición para los bebés.

Cómo preparar un calendario familiar: Infantes
Bebés

Cómo preparar un calendario familiar

Hacer un calendario familiar y un horario diario puede mantener a su familia en el camino correcto para que las cosas funcionen mejor.

10 maneras de calmar el llanto de un bebé
Bebés

10 maneras de calmar el llanto de un bebé

Cómo ayudar cuando un bebé llora mucho.

Obtenga ayuda de los programas locales

Estos programas ofrecen servicios para que los padres y niños fortalezcan a la familia. (Los resultados se muestran en inglés.)